Ginecomastia


Es la presencia de tejido glandular mamario en el hombre. Se manifiesta habitualmente como una masa más dura que la grasa (tejido adiposo) que se encuentra normalmente en la región mamaria de los hombres. Esta glándula mamaria se encuentra adherida a los tejidos que van por detrás y alrededor de la areola y el pezón. En la mayoría de los adolescentes y hombres adultos, este tejido mamario está entremezclada con el tejido graso.

Si el aumento de volumen de la región mamaria es grasa, es de consistencia blanda. Si se trata de tejido mamario, se localiza habitualmente profundo a la areola y pezón y se palpa algo más firme.

Este crecimiento del tejido mamario en los hombres, ocurre la mayoría de las veces durante los períodos de cambios hormonales (aumento de estrógenos y disminución de andrógenos): en la infancia, adolescencia y en hombres después de los 65 años. Este aumento anormal del volumen mamario, suele presentarse en ambas mamas y frecuentemente, se agranda una más que la otra.


¿Cómo saber si tengo ginecomastia?

Aunque la mayoría de los casos de ginecomastia no presenta síntomas, cuando existen son:

· Mayor sensibilidad en la zona mamaria

· Dolor

· Molestias con la ropa o al hacer deportes

Asimismo, se puede manifestar de tres formas:

· Aparece un pequeño aumento en el tejido mamario, sin exceso de piel.

· Puede verse un crecimiento moderado de la mama con o sin piel distendida.

· El tejido aumenta excepcionalmente su tamaño y se presenta piel muy estirada, incluso con aparición de estrías.

Generalmente, la ginecomastia se resuelve por sí misma durante la adolescencia y desaparece en un periodo de meses. Pero cuando no es así (aproximadamente en un 10% de los casos), dura más de doce meses, los pacientes necesitan tratamiento.


Causas

Esta enfermedad es más común durante la adolescencia, debido a los cambios hormonales de la pubertad (por el aumento del nivel de estrógenos). Afecta a cerca de un tercio de los niños de entre 13 y 15 años.

Los protocolos indican que, si la ginecomastia no se resuelve espontáneamente en un año, se debe extirpar mediante cirugía. El estudio pre operatorio debe descartar alteraciones endocrinas, hepáticas y/o la presencia de tumores testiculares.

Es importante considerar que el 1% de todos los cánceres mamarios ocurren en el hombre. Los estudios actuales muestran que el riesgo de cáncer es el mismo entre los hombres con o sin ginecomastia. Pero aquellos hombres con o sin ginecomastia, que tienen una historia familiar de cáncer de mama, tienen un mayor riesgo de cáncer de mama y esto se ha relacionado con los genes BRCA1 y BRCA2.

Los trastornos y enfermedades menos frecuentes que inciden en esta enfermedad son la obesidad, la insuficiencia renal crónica y las alteraciones genéticas, como el síndrome de Kleinfelter, enfermedad que produce atrofia testicular y ausencia de espermatogénesis.

El consumo de algunos fármacos y los efectos secundarios de éstos también tienen una cuota de importancia, como los medicamentos para tratar la ansiedad, úlceras y epilepsia, los utilizados para la quimioterapia y los antidepresivos. La ingesta de drogas anabólicas, para aumenta la masa muscular, también pueden producir una ginecomastia.

El alcohol, las anfetaminas, la marihuana, los opiáceos y la heroína también pueden incidir en el desarrollo de ginecomastia.


Tratamientos para la ginecomastia

El examen médico dirigido, evaluadas las condiciones descritas previamente, debe enfocarse al examen de la región mamaria, evaluar si hay presencia de glándula mamaria y solicitar estudio de imágenes mamarias. En muchos casos puede bastar con una ecografía mamaria. En otros habrá que agregar una mamografía.

Si el paciente tiene solo pseudo-ginecomastia (aumento del volumen mamario sólo por grasa) y el defecto es muy evidente, él solicitara que le sea corregido con una cirugía. Si esa psuedoginecomastia está provocada por un sobrepeso importante o una obesidad, un protocolo para disminuir el peso y un plan de deportes y ejercicio puede ser la mejor solución.

Hecho el estudio para descartar enfermedades que pueden incidir en el desarrollo de una ginecomastia y efectuados los exámenes pre quirúrgicos, se puede planificar la cirugía para resolver esta alteración.

El tratamiento quirúrgico se llevará a cabo dependiendo de la edad, estado físico y grado de la ginecomastia del paciente.


Las alternativas son:

Extirpación quirúrgica simple:

Se recomienda en las personas con aumento mamario por hipertrofia glandular (aumento a expensas solo de tejido mamario, sin exceso de grasa).

Extirpación quirúrgica con liposucción:

Para pacientes con tejido mamario y con exceso de tejido adiposo (grasa) en la región mamaria. Algunos de ellos pueden tener sobrepeso u ser obesos. La glándula mamaria habitualmente se extirpa mediante una incisión en 180 grados del perímetro de la areola, conservando indemne la areola y el pezón. Es una cicatriz habitualmente imperceptible, ya que está localizada en el límite de la areola y la piel cercana, que tiene una tonalidad distinta.


Extirpación de tejido cutáneo más glándula mamaria y grasa, con injerto del complejo areolapezón:

Para personas con mucha pérdida de peso que presentan excedente muy importantes de piel, tejido mamario y tejido adiposo. Estos últimos, son los casos muy infrecuentes.


Liposucción o lipoaspiración sola:

Se trata de aquellos pacientes, adolescentes o adultos, en que no se encuentra presente tejido mamario, pero si hay exceso de grasa, lo que se denomina pseudoginecomastia y que produce una deformación mamaria importante. El defecto será resuelto empleando la técnica quirúrgica de lipoaspiración, que es la introducción de una cánula de tres a cuatro milímetros de diámetro, a través de una mínima incisión del mismo tamaño de la cánula y mediante una succión se extraerá toda la grasa sobrante en cada región mamaria, sin tocar el perímetro de las areolas.


Postoperatorio

En el primer tipo de operación, la extirpación simple de la glándula, sin lipoaspiración, el paciente usará las primeras semanas, una curación en la areola bastante simple y reducida.

En los casos mixtos, de extirpación de glándula mamaria y tejido graso, el paciente deberá usar un sistema más compresivo, durante dos a cuatro semanas después de la cirugía, como una polera elástica ceñida. Se recomienda usar una camiseta compresiva hecha a medida, cuando se ha efectuado una lipoaspiración de más envergadura.

Pocas horas después de la operación ya puede levantarse al baño y empezar a caminar, cosa que incrementara en los días siguientes. El reposo absoluto en cama no es adecuado después de estas operaciones.

A las cuatro semanas de la cirugía, podrá reiniciar su actividad deportiva. Lo habitual es que los primeros días la región mamaria se hinche. A la semana, el edema, empezará a declinar en forma progresiva. Al mes se sentirá más confortable y notará mejor el resultado de la operación. A los tres meses, desaparecerá gran parte de la inflamación y se verá un resultado más estable, si bien el resultado final no será permanente hasta después de varios meses.


Resultados

Los pacientes pueden esperar un pecho más armonioso y masculino como resultado. Los resultados son inmediatos y permanentes, pero como aún pueden aparecer hematomas e hinchazón, el efecto final será apreciable después de 6 meses de la intervención.

La extirpación quirúrgica de la glándula mamaria generalmente resuelve el problema de manera permanente sin la necesidad de ajustes adicionales, pero siempre se recomienda que el paciente practique ejercicio y controle la alimentación para evitar que el aumento de peso afecte el resultado obtenido. Si se extirpa el tejido mamario no vuelve a regenerarse.


La recurrencia de la ginecomastia es extremadamente rara, siempre que los factores de riesgo se mantengan bajo control y que la cirugía se realice correctamente.

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo